Cluc Hotel Begur

Blog

cluc_hotel_begur_terrasseta30

La última la tomamos en el Bar Honesto

 

Imagina que son las dos de la madrugada de un fin de semana que te has escapado con tu pareja al Cluc. Después de un buen arroz caldoso con vinito blanco cerca de la plaza de la iglesia, toma una copa en el patio del Croak o de la Luna escuchando buena música bajo un tul de estrellas. La noche es mágica y cuando ya es suficiente, volvéis abrazados por las calles adoquinadas de Begur ya hacia el hotel. ¡Qué día más largo! Las mejillas os cuecen del sol. Os miráis el uno al otro y reís juntos. La noche está iluminada porque la luna está llena.

Al entrar en el Cluc, os distraéis un poco con la llave pero finalmente conseguís abrir la puerta. Una vez dentro, la cerráis y entráis en vuestra habitación. Ahora haríamos la última, ¿verdad? Los dos estáis de acuerdo. Así que os acercáis al bar honesto, que está abajo de todo y os la servís vosotros mismos. A ti te apetece un Gin Tonic bien fresquito y tu pareja se decanta por una copita de wisky.

Anotáis lo que habéis tomado y salís en la terraza a tomarlo, donde se escucha ni un mosquito. Como a veces la noche refresca, tú coges una mantita y te la pones por encima. Y así, con vuestros susurros y el sonido de los cubitos topando el vaso, la noche se va apagando.